Cambio Climático: Las mujeres en la resiliencia climática

17/03/2018

El cambio climático es real y está sucediendo. Los eventos climáticos extremos que causan inundaciones, sequías, vientos ciclónicos y olas de calor ocurren con más frecuencia y más violencia que en el pasado. En América Latina y el Caribe, el cambio climático aumenta los costos de hacer negocios y amenaza la seguridad energética y del agua de las comunidades locales, así como la salud de las personas.

Las mujeres y los hombres se adaptan de manera diferente a los impactos del cambio climático. Las mujeres son más vulnerables a los riesgos climáticos porque tienen menos recursos económicos, menos acceso a servicios e información y menos poder político que los hombres. Esto también significa que las mujeres tienen menos medios y recursos para soportar los impactos climáticos que los hombres a través de la inversión en productos, servicios, capacitación y tecnología de resiliencia.

. Las mujeres tienen la capacidad de movilizar efectivamente a las comunidades en caso de desastres y tienen una comprensión clara de las necesidades y prioridades en esas situaciones.

. Las mujeres tienden a compartir información relacionada con el bienestar de la comunidad, eligen fuentes de energía menos contaminantes y se adaptan más fácilmente a los cambios ambientales cuando la supervivencia de su familia está en juego.

. El acceso de las mujeres a la información crítica relacionada con el clima puede mejorar en gran medida la resiliencia a largo y corto plazo frente al cambio climático. Por ejemplo, si las mujeres tuvieran el mismo acceso a recursos productivos que los hombres, podrían aumentar los rendimientos en sus granjas de 20 a 30 por ciento.

El BID, a través de su programa Proadapt, cofinanciado por el Fondo de Desarrollo Nórdico (NDF, por sus siglas en inglés), ha producido una carpeta de herramientas de evaluación del cambio climático y género para integrar mejor una perspectiva de género en los proyectos de cambio climático.

Las siguientes cuatro estrategias son importantes cuando se planifican e implementan proyectos climáticos para integrar mejor el equilibrio de género:

. Diversificar las actividades productivas de las mujeres

. Dar a las mujeres los mismos recursos económicos que los hombres y la productividad aumentará exponencialmente

. Empoderar a las mujeres para que sean agentes de cambio para las actividades de resiliencia climática en la comunidad

. Abordar las desigualdades generales de género en la comunidad y una mayor resiliencia climática.

Conoce más en https://blogs.iadb.org/sostenibilidad/2018/03/05/las-mujeres-lideran-el-camino-hacia-una-mayor-resiliencia-climatica/

 

Actualiza tu perfil institucional en WiConnect3.iadb.org y mantente informado sobre los últimos avances de tu sector.

Síguenos en Twitter: @FlaviaMilano1 y a través de la página web del BID Sociedad Civil.

Las mujeres son más vulnerables a los riesgos climáticos porque tienen menos recursos económicos, menos acceso a servicios e información y menos poder político.