El diálogo de Huari y el diálogo en hashtag: las nuevas formas de #participaciónciudadana.

Flavia Milano

Flavia Milano

* PH Avel Chuklanov
-Con las nuevas tecnologías cada vez dialogamos menos. Ahora que todos nos comunicamos por WhatsApp… ¿Será cierto que solo hablando se entiende la gente?-

-Aunque WhatsApp sea la aplicación de chat más usada del mundo, no creo que se haya perdido el diálogo. Se puede hablar cara a cara, a distancia ¡O chateando!-

Escuché este intercambio entre dos amigos que viajaban en el metro de la ciudad donde me encontraba días atrás. Me hizo pensar que dialogar es el modo de involucramiento más difundido cuando nos referimos a temas de participación ciudadana, sobre todo si lo relacionamos con reformas de políticas públicas, estrategias o proyectos. Quizás a veces el diálogo pierde su función de “medio para avanzar” y parece convertirse en un fin en sí mismo.

Por contraste pensé en el muy buen ejemplo de la mesa de diálogo de Huari, en Perú. En 2001, la empresa minera Antamina inició la extracción de minerales. Diez años después se incumplían los compromisos: el canon minero que recibía el municipio no redituaba beneficios y los acuerdos de presupuesto participativo no se respetaban. La comunidad no percibía mejoras en la calidad de vida. Frente a esta situación, la Asociación de Municipios de Centros Poblados Huari (AMUCEP) paralizó las comunicaciones y el tránsito por tres días, y tomó una de las instalaciones de la minera en reclamo de inversiones.

Ante la escalada del conflicto, el gobierno creó una comisión que recogió las demandas e impulsó, en 2012, dos mesas de diálogo integradas por AMUCEP, Antamina, las representaciones del Estado municipal y nacional, además de la Comisión Episcopal de Acción Social. El trabajo de las mesas fue un medio que generó una alianza entre sociedad civil, empresa y gobierno, que resultó en la formulación e implementación de proyectos sociales, ambientales y económicos con la perspectiva de aprender haciendo.

“Para ser efectivas y generar impactos en la vida de la gente, las mesas de diálogo multi-actor deben contar con una agenda de trabajo. El diálogo es entonces una instancia de preparación y transformación de conflictos, de consultas públicas para recibir insumos definitivos sobre temas específicos, de colaboraciones con entrenamientos para mejorar el desarrollo territorial, e incluso de alianzas donde nuevos actores interesados en esa misma zona pueden aportar recursos externos para mejorar la vida de la gente". Flavia Milano

 

Sabemos que las nuevas tecnologías también tienen algo que “decir”, y ya vimos cómo el diálogo participativo de la ciudadanía cambió. Desde hace menos de 20 años, ese intercambio puede hacerse incluso por chat, una palabra tan nueva como familiar para el español. Observando el fenómeno que ocurre con respecto a la participación ciudadana, la tecnología no parecería mediar el concepto clásico de regularidad, donde las estructuras semánticas no cuentan más que con un hashtag. El diálogo en hashtag le anuncia a un número indefinido de personas, que no se conocen en el mundo real, que comparten un tema en común.

Fenómenos planetarios como el del #MeToo, entre otros grandes hitos, hicieron nacer diálogos sobre temas comunes de violencia de género, atrajeron a miles de millones de personas, cambiando para siempre un modo único de ver el mundo. Estos diálogos contribuyen a llegar a la tolerancia cero para algunos comportamientos de género abusivos, y aceptados como “normales”.

En términos de participación ciudadana, el diálogo incluye y supera el nivel de intercambio de información, por cuanto implica un involucramiento más activo de sus participantes y, en los mejores casos, se basa en información veraz, lo que permite el intercambio directo de perspectivas avanzadas de manera virtual, que pueden impactar el mundo real. El mismo mundo donde movimientos sociales empujan agendas y políticas públicas con transformaciones sin precedentes. 

Para conocer más sobre oportunidades de diálogo con el Grupo BID, buenas prácticas de diálogo e información como becas y llamados a concursos de proyectos, visita WiConnect3 y únete a la conversación regional sobre #ParticipaciónCiudadana.

 

 

Flavia Milano

Flavia Milano

Especialista Senior en Operaciones y consejera del Vicepresidente de Países en los temas de participación ciudadana | sociedad civil. Experta en temas de participación ciudadana, líder del proceso de creación de la nueva Estrategia del Grupo BID con la Sociedad Civil.